Buscar

Cómo hacer un rebranding exitoso

Para gestionar uno o varios cambios en la marca, es importante aplicar un rebranding a la medida. Por ello, sigue estos pasos y lo conseguirás exitosamente.





1. Conoce la marca y defínela de forma clara

No es que tengas que investigar la historia completa de la empresa, pero sí ten claro cuál ha sido su trayectoria para detectar cada una de sus etapas y sobre todo reconocer la etapa de declive, si es que se encuentra en ella. También define la propuesta de valor única respecto de la competencia, para siempre tener presente la diferencia y expresarla en el trabajo de rebranding.

Conocer bien la trayectoria de la compañía te ayudará a definir los próximos objetivos de restauración, así como las acciones a ejecutar para redireccionar la identidad corporativa.


2. Conoce tu público objetivo

Cuando lanzas un dardo sabes cuál es el punto al que deseas acertar, y lo mismo ocurre con una campaña de rebranding. Necesitas conocer no solo tu blanco, es decir, tu mercado meta, sino también saber cómo llegar a él. Es por ello que un análisis de mercado te ayudará descubrir cómo se ha sentido con la marca y qué espera de ella.

Utiliza un focus group para conocer con más detalle los efectos actuales que causa la presentación de tu marca, y también para medir el impacto previo que tendrán los cambios que desees efectuar.


3. Realiza una lista de prioridades y un presupuesto

Este proceso te llevará tiempo, trabajo y también dinero. Por ello deberás revisar cuál es el principal objetivo por alcanzar y los que le sucederán para respaldarlo o reforzarlo.

Calcula a cuánto ascenderá la inversión que este proyecto requerirá y haz los ajustes que sean necesarios. Realizar un rebranding es una decisión trascendental; por tanto, no hay lugar para fallas; analiza detenidamente lo que necesitas para lograrlo.


4. Prepara una proyección de cambios-beneficios

En algunas corporaciones uno de los principales obstáculos a vencer es la aprobación interna para iniciar el proyecto de rebranding. Así que tendrás que convencer a directivos o socios como parte de los pasos que debes asegurar.

Es hora de poner todas tus habilidades sobre la mesa. Prepara una proyección donde muestres tasas de crecimiento, comparación de recursos utilizados en el pasado e índices de aceptación con otros casos de éxito; además, indica el costo de inversión y, sobre todo, resalta los beneficios que traerá a la compañía.


5. Crea un nuevo concepto

Dos o más cabezas piensan mejor que una, y el rebranding no es la excepción. Desarrolla un proyecto de diseño con ayuda de un equipo creativo que logre captar y plasmar las ideas que representen adecuadamente tu marca.

Si se trata de un cambio en la forma de trabajo puedes establecer, por ejemplo, nuevos protocolos de atención al cliente para construir mejores relaciones o crear mejores ambientes para los empleados y que ellos, a su vez, reflejen los valores de la compañía.

En un rebranding de imagen o presentación corporativa, no olvides que el contenido debe ser de calidad y valor. Adapta todos los activos a tu logo, en la web, en el embalaje u otros materiales audiovisuales que den identidad a la marca.

Cuando hablamos de asset nos referimos a elementos de valor que se insertan en el proceso de diseño y sirven de estímulo para activar una respuesta en el receptor. En este caso puede ser un sonido o melodía, un color, una forma, la tipografía, un icono, una voz u otra característica esencial que sirve para identificar la marca casi de forma automática.

Ahora, observa este video y pon a prueba tus sentidos. ¿Eres capaz de reconocer estos 40 logos y marcas? Seguro que acertaste en reconocer la mayoría de los activos.


6. Asegúrate de que sea legal

Confirma que tienes el derecho a usar el nombre que escogiste. Muchos empresarios cometen el error de elegir un nombre y luego avanzan con sus esfuerzos de branding como firma, sitio web, diseño de logo, etcétera, cuando no tienen idea de quién más puede estar usando un nombre igual o similar. Contar con la ayuda de un consultor que haya estudiado o hecho un reporte sobre el tema es un paso esencial al momento de cambiar de branding para evitar posibles cambios en el futuro.


7. Mantén informados a los empleados

Comunicar el nuevo enfoque, visión y posicionamiento de la marca a tu equipo de trabajo es crucial. Esto no significa enviar una enorme cantidad de correos electrónicos. Se refiere a educar a los empleados acerca del significado del cambio de marca, hacer que cada empleado se una a la transformación y alinear a todos hacia un objetivo común.


8. Desarrolla estrategias para tu anuncio

Con tanto peso en tu marca actual, es fácil olvidarte de la estrategia para anunciarlo al mundo. Al desarrollar una estrategia, es vital recordar que a las personas no les interesan los nombres o logos, sino cómo el cambio de marca modificará positivamente su experiencia con tu empresa. Debes dejar bien claro por qué esto es importante, explica que seguirán obteniendo lo que siempre han recibido, además de nuevos beneficios.


9. Comunica en el medio y momento adecuado

Establece cuándo y cómo emitir el mensaje. Por ello es primordial que realices un plan de comunicación que incluya marketing digital. Cuando ya tienes estructurado un plan de campaña, lo que debes definir es la forma o medios en que deseas mostrar los nuevos cambios y el momento oportuno para hacerlo.

Empieza a crear la base de que se acerca un lanzamiento con dos semanas de anticipación, aproximadamente. Es una buena forma de engancharte con tus nuevos clientes y conseguir sus comentarios o pensamientos para crear una mejor relación que, con el tiempo, se traducirá en mayor fidelidad y ventas en el futuro.


10. No dejes nada desactualizado

Asegúrate de cambiar el branding de todo. No dejes trazos de tu antiguo diseño de logo. Eso no se ve nada profesional. Cuando los consumidores ven tu nuevo diseño de logo en un lugar y el antiguo diseño en otro, pensarán que no estás organizado o alineado.

Quizá una forma de realizar una presentación sea por medio de un evento o en un mes de aniversario. Analiza la forma y el tiempo que resulte más amable y fácil de aceptar para el público.


Fuente: https://blog.hubspot.es/marketing/que-es-rebranding